martes, 6 de diciembre de 2011

La gente nueva viene con cuero, llantas y faltas de ortografía.


Muy de vez en cuando utilizo Internet para algo útil; y buscando datos sobre la aceleración de 0 a 100 km/h en ciertos automóviles GTI, me topé con foros en cuyas discusiones predominaban vomitivas faltas de ortografía en los poseedores de dichos autos.

Ante mis ojos pulularon repulsivos diálogos de este tipo:

… “207 gti o BM 120? kual me combiene? Todabia no me desido. Sime pueden decir, se los agradesere mucho…”

… “tengo un 207 compat gti y estoi mui felis con la compra. Aselera de sero a sien en 8 zegundos y es un caño en las ruta. Pero hací como te digo esto, ojo los ruidos del interior”.

… “Haber… el bm lo rebienta en velosidad final pero en pike el GTI lo pasa. Aunke yo tube un BM 325 y ahora no me vajás del mini cooper. se laztra cualkier peugeot”

… “hay flaco, nada que ber. El BM tiene un motoraso, no le busques el pelo al uevo. Como felis posedor de un 323 te lo puedo garantisar. Te yeba a cualquier lado en un toke”


Se que la náusea aparece leyendo cualquier foro. Pero en este caso, estos individuos que escriben “haber” en vez de “a ver”, acceden a autos que cuestan verdaderas fortunas. Está claro que el nivel cultural no va de la mano con el económico. ¿Pero qué pasó?

¿Por qué la gente de entre 6 meses y 31 años de edad, viene con faltas de ortografía?

Algo cambió. Como en aquél cuento de Bradbury en que pisar una mariposita en el pasado desencadenaba cambios irreversibles al volver al presente; alguien pisó una en 1991 y las reglas ortográficas no importaron más; las haches se revelaron, la ye se hizo bipolar, el de huyó del qué, y Mariano Closs comenzó a decir frases como “tengo ganas que meta un gol”.

Algún chip se desorganizó; algo pasó. En algún momento los errores ortográficos no importaron más y se empezó a pasar de grado igual.


Y alguien hablará de post menemismo, de políticas culturales (o de su falta), alguno de crisis en la educación, otro de medios, pan y circo y tinellización, y hasta elucubrará con que dos meses de expensas de las que paga Marcelo en Le Parc servirían para costearle una carrera universitaria a un Wachiturro.

Pero no es tan así: los jóvenes de countries también escriben “hay, qué lindo” o “hiva para hallá”. Y terminan el colegio igual. No solo pasa con el que no tiene recursos y se convierte en bailantero o hurtador de estéreos.

Me intriga mucho cómo empezó esto. Quién pisó qué mariposa.

Y qué hubiera pasado sin ese pisotón. ¿Sería oftalmólogo el Wachiturro?

… La banda Pibes Chorros se hubiese llamado Niños Agrimensores?


Si alguno tiene más claro qué pasó, lo espero acá, mientras sigo compartiendo la pasión por los GTI con ornitorrincos que escriben “Aselera de sero a sien km por ora.”



5 comentarios:

  1. a mi parese se esta ablando muy mal.Saves que tenes rason,pero fue todo culpa don pedro de mendosa el primer adelantado del fulbo

    ResponderEliminar
  2. Excelente narración que muestra una tristísima realidad cultural de la mano de tu ingeniosa, sarcástica y humorística impronta. Nos vamos dejando estar y cada vez somos más permisivos con todo, como si eso estuviera o estuviese bien, pero más allá de los horrores ortográficos, lo que más me preocupa del futuro de las nuevas generaciones, son los "acostumbramientos" de ciertas actitudes que rozan la anarquía moral y de buenas costumbres, que provocarán en los tiempos que vienen, una jodida sensación de "está todo bien", y nada está bien cuando los principios y los orgullos, se trastocan y empatan con la indignidad y la falta de respeto. En fin... lamentablemente, no lo vamos a modificar desde acá, pero por lo menos, tratemos de inculcarle a nuestros hijos, Beatles y no Wachiturros, aunque Tinelli y sus cómplices televisivos insistan con "aberretarnos" cada día más. Beso, Pablete.
    EL TANO

    ResponderEliminar
  3. lloré....todavía no sé bien si de risa o de pena, pero lloré.

    ResponderEliminar
  4. hola pablo..impecable tu nota!sabes que creo? que fue un combo de varias cosas... la psicogenesis que implementaron despues de que la desecharon los paises del primer mundo,la carrera docente como ultima opcion ( al menos en el pueblo que vivo..ya que no puedo irme a estudiar algo,estudio magisterio!)los programas educativos obsoletos ( yo recuerdo a mi maestra de 1er grado "antes de B larga la M que es mas larga, antes de V corta la N que es mas corta") y si a tooodo eso le sumamos el desinteres generalizado, las horas de cola en silla frente a la computadora que todo lo hace mas facil y evita que un chico investigue nada ( copiar/pegar) y los mensajes de texto que cuanto mas cortos mas baratos..NO PODEMOS PRETENDER GENTE QUE ESCRIBA BIEN! En mi caso inculco , inculco y sigo inculcando a lo maestra Ciruela , todos los dias por todos los medios, una buena ortografia a mis hijos.. (cada vez me cuesta mas el insistir en que lean..no dan mucha respuesta) Quiero suponer que si todos hacemos un poquito desde nuestro lugar esto puedo no se si mejorar, pero al menos no agravarse! abrazo!

    ResponderEliminar